The Villains Need To Save The World? Capítulo 1

El visitante misterioso de la ciudad fantasma

 

 

 

The Anola Clark Strip (H: refiriéndose a una franja delgada de tierra, por ejemplo, la Franja de Gaza), una de las seis regiones más prósperas de la alianza humana hace apenas mil años; pero todo había cambiado novecientos años atrás cuando los grandes ejércitos de los demonios y sus aliados se abrieron camino a través del continente hasta esta área. La región una vez próspera fue destruida por el fuego de la guerra provocada por la batalla final entre la coalición demoníaca y la alianza humana.

Después de la batalla masiva, no hubo tiempo suficiente para enterrar adecuadamente a todos los que habían caído, lo que provocó un estallido de los muertos vivientes. Abrumado por los números, la Iglesia de la Luz solo pudo dar la orden de poner en cuarentena a la región; la región era un lugar donde los no-muertos corrían rampantes. Varias personas que habían llegado hace un mes cambiaron todo esto.

La pequeña ciudad de Anola; un pueblo fantasma que había sido abandonado por milenios. Las calles de la ciudad que una vez estaban llenas de muertos vivientes ahora estaban vacías y limpias, un caballero montado patrullaba las calles. Este caballero llevaba un traje de armadura de plata sin adornos con el emblema de cualquier país, ella no llevaba la lanza y el escudo que eran las armas de marca de un caballero; pero tenía una espada delgada envainada en su cintura, junto con los guanteletes modificados en sus manos, constituían las únicas armas que llevaba.

Bella miró a las calles con satisfacción; Cuando ella llegó aquí hace un mes, las calles habían estado invadidas por muertos vivientes podridos, como si la ciudad hubiera salido directamente de una película de zombies. A través de la “cruzada” de Bella, había logrado dejarlos a todos en paz.

Hace un mes, Bella había aterrizado con sus dos “hermanas pequeñas” Ángel y Mia, así como con la princesa demoníaca Dolores, en el continente Coristel. El continente estaba actualmente bajo el control de la alianza humana, formada por los cinco grandes imperios y la iglesia, así como muchos reinos y ducados pequeños. La atmósfera política del continente era bastante complicada.

Pero estos no estaban en la mente de Bella, ella solo había querido encontrar un lugar seguro para establecerse. Ella no podría regresar al Imperio Octavio (Caballeros), incluso si hubiera querido; había recibido rumores de que estaban celebrando un luto nacional por la novena princesa, Octavio Felia, ya que, aunque era una niña ilegítima, al menos tenían que mostrarse al público como si fuera parte de la familia real. .

Sería un insulto a la familia real si ella regresara al imperio ahora, sería mejor si ella no regresara. Después de confirmar con Dolores, el archivo que el viejo arzobispo le había dado a Bella era un certificado de la Iglesia de la Luz, uno que se le daría a los misioneros para abrir iglesias en varios lugares. A los que tenían el certificado se les permitió abrir una iglesia al Dios de la Luz en cualquier lugar. Básicamente le dio el derecho de reclamar cualquier área que deseara para la Iglesia de la Luz, siempre y cuando ella construyera un lugar para adorar al dios de la luz.

Bella eligió la tira de Anola Clark como su destino; todavía recordaba la expresión de terror en la cara del conde Harold cuando le dijo que había decidido convertirse en la “misionera” para difundir la fe en esta área como si se dirigiera directamente a las profundidades del infierno. Bueno, él no estaba tan lejos de la verdad. El Conde Harold era quien había estado a cargo de tales asuntos y había tratado desesperadamente de convencer a Bella de que reconsiderara su decisión, pero la determinación de Bella la había silenciado y le había dicho que si se metía en problemas podría ir a su territorio, el condado de Trevikon, para buscar su ayuda.
El anciano había sido un devoto creyente de la iglesia durante toda su vida y era una persona de buen corazón, pero se le impidió avanzar en su título debido a su inflexibilidad para adaptarse a las diferentes circunstancias.

Bella estaba a punto de continuar su patrulla cuando fue interrumpida por unos niños que se detuvieron frente a su caballo; estos niños no eran humanos vivientes, sino que se asemejaban a fantasmas de su mundo anterior, todo su cuerpo aparte de sus facciones bien claras era trémulo e inmaterial y flotaba en lugar de caminar.

 

“¡Señorita Bella! ¡Hay intrusos en el bosque que rodea la ciudad!” [Niño 1]

 

“¿Cuántas veces te he dicho que no me llames con honorífico, pequeño Tony?” [Bella]

 

“Señorita Bella, se dirigen al lugar de descanso de Adris, ¡es muy peligroso allí!” [Niño 2]

 

Bella no podía negar el hecho de que se negaban a cambiar la forma en que se dirigían a ella y pasaban junto a ellos. Estos niños eran indudablemente fantasmas; de su tiempo en la iglesia del condado de Trevikon revisando archivos antiguos, así como lo que Ángel había aprendido de los espíritus de la zona, Bella descubrió un secreto que la iglesia había ocultado durante miles de años.

Parecía que todos los dioses ya habían desaparecido en la guerra hace diez mil años y no se había vuelto a saber de ellos desde entonces, presumiblemente estaban muertos. Sin el dios de la muerte, el ciclo de la vida y la muerte estaba en desorden; las almas de los muertos vagaron por el mundo de los vivos, muchos de ellos se convertirían en espíritus malignos y atacarían a las mujeres embarazadas, tratando de robar el cuerpo del infante antes de que entrara otra alma.

La Iglesia de la Luz había ocultado esto a la gente enviando sacerdotes por todo el continente para bendecir a las personas, aquellos que habían sido bendecidos estarían temporalmente a salvo de los espíritus malignos. La iglesia usó esto para aumentar su poder y había acumulado grandes cantidades de riqueza en los miles de años que han existido. Muchos de los escalones superiores de la iglesia ya sabían o adivinaban que los dioses ya no caminaban por el mundo, sino que habían elegido permanecer en silencio para preservar su influencia y el ingreso de riqueza.

Después de que Bella llegó a la ciudad de Anola, Ángel usó su habilidad para comunicarse con los muertos vivientes y los espíritus para traer a todos los espíritus que vagaban por el continente a este lugar, convirtiéndolo en un refugio para ellos. Bella estaba a cargo de eliminar a los espíritus malignos que tenían hostilidad hacia ellos, ella tenía sus propios propósitos para hacer esto.

El lugar de descanso de Adris era un enorme cementerio, donde el antiguo señor feudal de esta tierra fue enterrado. El señor feudal, el duque Adris, se había convertido en un monstruo no muerto después de ser enterrado; Bella había luchado con él muchas veces después de que ella había llegado, y él nunca se había ido sin perder una parte de su cuerpo.

Este no-muerto era bastante inteligente, sin embargo, se negó a dejar su sitio de descanso después de haber sufrido repetidas pérdidas a Bella; él enviaría a sus secuaces de vez en cuando para atacar la ciudad, Bella tenía que limpiar el área de otros monstruos entrometidos y lo había ignorado. Ahora que Bella había destruido o esclavizado a los otros monstruos en el área, era hora de lidiar con el Duque Adris.

Bella llegó al cementerio cerca de la ciudad, había bastantes monstruos esqueletos deambulando. No atacaron después de que vieron a Bella, sino que formaron filas y presentaron sus armas; como si fueran un ejército que estaba a punto de ir a la guerra.

 

“Tropas, vengan conmigo; vamos a tratar con alguien que recientemente nos está causando algunos problemas … ” [Bella]

 

Bella hizo un gesto con la mano y los esqueletos marcharon detrás de su caballo de guerra, y la columna de esqueletos liderada por Bella se dirigió fuera de la ciudad. Bella no era tonta; si pudiera resolver un problema con ellos, definitivamente no lo haría sola. Usando esta táctica desvergonzada, barrió todas las fuerzas opuestas en la franja de Anola Clark en medio mes.

 

Actualmente en el lugar de descanso de Adris; los varios no-muertos enterrados en el lugar habían rodeado a los intrusos. Había cientos de zombis rodeando a dos chicas, sin darles tiempo para descansar. Los que estaban en el cerco eran una mujer caballero y una mujer arquero. El arquero estaba de espaldas a la pared y no detuvo su aluvión de flechas, el caballo de batalla del caballero había sido destrozado por los zombis y ahora estaba luchando por defender al aliado detrás de ella con el escudo que estaba sosteniendo.

En el exterior del cerco había un zombi que se elevaba a 3 metros; era el duque Adris quien había estado muerto durante mil años. Logró retener su inteligencia antes de su muerte, actualmente estaba mirando con avidez a las dos intrusas; incapaz de ocultar su lujuria que no había mostrado durante mil años.

En su vida, había sido un hombre extremadamente pervertido que había jugado con los cuerpos de muchas mujeres, junto con sus extraños fetiches que conducen a la muerte de muchos de sus objetivos. Había mantenido su lujuria durante milenios y aparecieron dos presas en sus puertas. Estaba planeando llevarlos al sótano de su mazmorra y disfrutar de su corazón.

Originalmente tenía su vista puesta en el grupo de chicas que habían aterrizado, sin saber lo aterradoras que eran. Los dos lolis tenían un seguimiento masivo de monstruos que los seguían por miles y el masoquismo no era uno de sus fetiches. La chica con el cuerpo explosivo y el pelo morado llevaban demasiado fuerte el aroma de los demonios, junto con algo que parecía casi divino, el conflicto entre los dos hacía que a Adris le costara acercársele.

El caballero con cabello rubio dorado fue la que más lo asustó. Él la había peleado muchas veces y nunca había regresado a casa de una sola pieza. El caballero tenía una cara emocionada cada vez que Adris aparecía en su visión y mantenía su sonrisa cada vez que le rompía las extremidades; Adris sabía que había encontrado a alguien con intereses similares, pero el caballero era definitivamente más sádico de lo que nunca fue.

Afortunadamente, su espíritu estaba escondido en su ataúd y podía reparar su cuerpo cada vez; el caballero abusaría de él hasta que solo le quedara la cabeza y lo obligaría a retroceder hasta su casa. Después de un tiempo, se asustó demasiado para acercarse a la ciudad en persona. Se enfurecía cada vez que recordaba la satisfacción en los ojos del caballero cada vez que ella lo despedía.

Esta vez habían rodeado a otra mujer caballero, él iba a capturarla y traerla de regreso para recuperar algo de la dignidad que había perdido. Al ver que los dos no podían aguantar más, tenía miedo de que sus secuaces descerebrados los destrozaran y escupieran una niebla espesa y oscura.

Esta era la habilidad que él había pasado mil años perfeccionando, su efecto en las mujeres no era nada de lo que reírse. No lo usó en Bella porque no quisiera, sino porque no pudo; cada vez que peleaban, Bella traía al menos tres veces más secuaces que él, incluso empleaba monstruos voladores. Era una táctica desvergonzada, ya que era incapaz de vencer a Bella en un uno contra uno, sin mencionar una pelea de pandillas, cuanto más pensaba en ello, más deprimido se ponía.

El humo era verde, tan pronto como se desplazó hacia donde estaban las dos mujeres, el arquero cayó al suelo, desprovisto de fuerzas; su ropa comenzó a disolverse rápidamente. El caballero estaba ansioso e iba a ayudar, pero se desplomó antes de siquiera volver la cabeza. Los zombis cerca de ella se cambiaron a los que Adris había pasado los últimos mil años entrenando, tenían intelecto hasta cierto punto y estaban bien entrenados en la técnica secreta en la que su duque los había entrenado, finalmente tuvieron la oportunidad de brillar.

Agarraron a las dos chicas y arrancaron con las manos cada prenda, y luego sacaron una cuerda roja especialmente hecha y las ataron en posiciones extrañas. Las dos chicas tenían cara de miedo y timidez, esperando resistir pero no tenían la fuerza para hacerlo.

Solo podían ver como los zombis terminaban de inmovilizarlos en extrañas posturas, los dos cuerpos blancos como la nieve se estremecían, no solo por la colisión sino también porque tenían miedo. El caballero estaba a punto de gritar pero el zombi a su lado le metió una pelota especial en la cara y le bloqueó la boca, se la pusieron detrás de la cabeza y solo pudo emitir débiles gemidos.

El arquero estaba a punto de llamar a su aliado, pero recibió el mismo trato que el caballero, su voz fue silenciada. Después de esto, los zombis les pusieron collares negros a los dos y terminaron su trabajo. La neblina del Duke Adris podría disolver su ropa y también quitarle la fuerza de sus cuerpos, pero no los dejó desmayarse; sería mucho más interesante si estuvieran despiertos por lo que estaba por venir.

Después de ver el miedo en sus ojos y en sus tentadores cuerpos, el duque Adris sacó un látigo que había atesorado durante muchos años y caminó hacia ellos con entusiasmo. Cuando las dos chicas vieron esto, sus luchas se volvieron más frenéticas, pero debido a que estaban débiles y atadas, sus luchas fueron en vano. Cuando se dieron cuenta de esto, los dos comenzaron a llorar cuando el Duque Adris se acercó, tal vez por miedo, tal vez por vergüenza, o tal vez ambos.

El duque Adris se emocionó aún más después de ver esto, por supuesto, no iba a humillarlos aquí; al menos permitiría que sus secuaces los llevaran a una fuente de agua y lavaran sus cuerpos, hizo un gesto hacia sus zombis y sacaron dos tiras de tela negra y estaban a punto de cubrirse los ojos. Cuando vieron lo que estaban haciendo los zombis, las dos chicas cerraron los ojos con desesperación, las lágrimas no se habían detenido, el objeto extraño en la boca les impedía suicidarse mordiéndose la lengua.

Justo cuando el Duque Adris se acercaba a las dos chicas, una andanada de flechas golpeó a los zombis cerca del borde del cerco. Se escuchó un horrible sonido de pasos, Adris se volvió hacia el sonido y vio a alguien a quien nunca había querido volver a ver. ¡Maldición! ¿Qué trajo esta bastarda aquí?

“¡Todos los humanos, no, todos parados, deténganse donde están! Las fuerzas del orden … ¡no, el ataque policial … solo deja de moverte! ” [Bella]

 

Las mejillas de Bella se sonrojaron y su mano que portaba la espada delgada temblaba de emoción, incapaz de ocultar el latido de su corazón.

 

“Ah, es el caballero mágico, señorita Bella; Lamento no poder alojarla correctamente en este momento. Acabo de capturar dos animales y estaba a punto de limpiarlos y matarlos. Si la señorita Bella pudiera volver más tarde después de que los haya matado, ¿puedo invitar a la señorita a una gran fiesta?” [Duque Adris]

 

“¡Esta … técnica, eres un conductor experimentado! … no, ¿estos dos son ganado? Adris, un carnicero necesita un permiso, me temo que tengo que confiscar a estas chicas …  ganado. ¿Qué tal si vas a la iglesia mañana para renovar tu licencia?” [Bella]

Anuncios

14 comentarios en “The Villains Need To Save The World? Capítulo 1

  1. finalmente otro cap de esta chica que dominara el mundo con yuri ganara dioses con ropa y le importaran un millon de huevos los heroes y demas cosas a no ser que sean mujeres

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s